Seguidores

viernes, 20 de mayo de 2011

Decir no, decir si



¿Cuantas veces, deseamos decir no y no podemos?, ¿cuantas veces deseamos decir si, y no podemos?
Estamos guiados por voces, que no todas son nuestras, por mandatos, que tenemos tan internalizados, que no logramos vivir una vida libre, según deseamos nosotros tener. ¿Que camino tomar en este sentido?
¿Qué hacer cuando lo que hacemos es lo que “tenemos” que hacer, por que así se hace, por que es el compromiso que hemos tomado en algún momento de la vida, por que debo ser buen hijo/a, buen padre, buena madre, buen empleado/a, buen alumno/a, buen esposo/a, por que es lo que se debe hacer?
Cuando te empezas a dar cuenta que existe dentro otros deseos postergados o reprimidos que nos gritan o algunas veces con suaves susurros, nos llaman pidiendo atención, ¿como desoír esas voces?, que paso dar al respecto, es difícil de decidir, por que es como estar destinado a una vida que no elegimos o la elegimos bajo la dirección de otra persona interna que está en nosotros, o nos atrevemos a cambiar el rumbo, según nuestros propios deseos, y ahí seríamos como pequeños subversivos de la vida, para algunos, pero si fortalecemos nuestra mirada hacia nuestro interior, validándonos a nosotros mismos, conociéndonos en profundidad, actuando según nuestras propias reglas…ahí estaríamos dando pasos hacia nuestra libertad mental y espiritual, la parte mas difícil de la historia de cada uno, es cuando no nos damos cuenta de las elecciones que hacemos, están en automático, y vivimos una vida ejemplar quizá, para los que nos miran, pero con una sensación incomoda que no sabemos de donde viene, y nos acostumbramos tanto a esta incomodidad “cómoda”, que dejamos de ser libres sin saberlo, alienados, enajenados, inconclusos, incomprendidos por nosotros mismos.
Preguntémonos, quien soy…? Que estoy haciendo…? Que estoy sintiendo…?
Estas son algunas preguntas que nos darán la llave para abrir las puertas que nos conectan con nuestro ser. Animémonos…la sabiduría esta dentro de nosotros. 

AT

lunes, 16 de mayo de 2011




‎"Fíjate alrededor..., la noche no es el final y la mañana

 no es el principio. La mañana va hacia la noche y la

 noche va hacia la mañana. Todo está cambiando hacia

 formas diferentes.". OSHO